domingo, 6 de mayo de 2012

Dido y Eneas

Eneas es el protagonista de La Eneida, obra del poeta latino Virgilio, que narra las peripecias de este príncipe troyano tras el incendio de la ciudad de Troya hasta que llega a tierras italianas, donde funda la ciudad de Roma. Curiosamente, Virgilio murió antes de poder terminar esta obra. 


Eneas fue uno de los pocos troyanos que sobrevivió a la destrucción de la ciudad tras la guerra, de la que tuvo que huir. Pero a Eneas le esperaba un glorioso destino: iba a ser el fundador de una nueva Troya en la región de Italia, de modo que se puso en camino e inició un viaje de múltiples aventuras hasta que llegó a la ciudad de Cartago, donde reinaba Dido, una mujer extraordinaria belleza ante cuyos encantos nuestro héroe no supo resistirse. Eneas cayó enamorado de Dido y a su vez Dido amó con pasión a Eneas, de manera que el héroe empezó a posponer su partida hacia Italia hasta que sus soldados lo convencieron de que debía marcharse. 


Cuenta la leyenda que cuando el héroe salió de la ciudad, la reina Dido se suicidó desconsolada y prometió que su ciudad siempre estaría enfrentada a Eneas como pago a su abandono y su traición. Después Eneas llegó a la región italiana de Lacio, donde fue el fundador del Imperio Romano que, casualmente, siempre estuvo en guerra contra Cartago. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario