jueves, 13 de agosto de 2009

Entre versos

Durante el mes de julio y agosto he trabajado con mis estudiantes de grado primero algo de lírica; divertidos poemas para niños, cortos y fáciles de memorizar. Sobre sus personajes hemos realizado algunas manualidades, declamaciones, interpretaciones y proposiciones personales sobre la lectura. Suena difícil, pero el resultado ha sido bastante interesante. Uno de los autores con poemas y personajes pensados para ellos, ha sido Nicolás Guillén. Sencillamente están encantados.

Les comparto "Sapito y Sapón", dos muchachitos de buen corazón, con historias divertidas que nos llenan de emoción.

Sapito y Sapón

Sapito y Sapón
son dos muchachitos
de buen corazón.
El uno, bonito,
el otro, feón;
el uno, callado,
el otro, gritón;
y están con nosotros
en esta ocasión
comiendo malanga,
casabe y lechón.

¿Qué tienes, Sapito,
que estás tan tristón?
Madrina, me duele
la boca, un pulmón,
la frente, un zapato
y hasta el pantalón,
por lo que me gusta
su prima Asunción.
(¡Niño!)

¿Y a ti, qué te pasa?
¿Qué tienes, Sapón?
Madrina, me duele
todo el esternón,
la quinta costilla
y hasta mi bastón,
pues sé que a Sapito
le sobra razón.
(¡Pero niño!)

Sapito y Sapón
son dos muchachitos
de buen corazón.

3 comentarios:

  1. Yo me se otra que dice:

    por el alto rio,
    por la baja mar,
    Sapito y Sapón
    se han ido a jugar
    en una barquita
    de plata y cristal...

    Son muy divertidas las historias de Sapito y Sapon.

    ResponderEliminar
  2. Si, creo que hay otra que habla de una funcion, algo asi, que se enfermo uno de ellos, son buenas

    ResponderEliminar
  3. No recuerdo exactamente en que libro de texto gratuito lo leí en México, si no fue en 2° fue en 3°

    ResponderEliminar